Escuela de Padres

  • Síguenos

10 consejos para controlar las rabietas en los niños

Date: agosto 9, 2013 Author: Natalia Saez Categories: Escuela de Padres 0

rabietas

Las rabietas en los niños y cómo afrontarlas es una de las situaciones más difíciles a las que se enfrentan muchos padres en algún momento de la infancia de sus hijos.

Os dejamos aquí 10 consejos para poder controlar las rabietas en los niños.

1. Mantener la calma.

Ante todo hay que mantener la calma. No dejarse llevar por los impulsos. Es fundamental controlar las emociones.

2. Mantener la autoridad.

El niño se sentirá más protegido. Además, si el niño percibe que con la rabieta consigue el objetivo propuesto volverá a repetirlo, por eso es importante mantener la autoridad, ser firme y no ceder.

3.  No pasar los límites. 

La rabieta no puede sobrepasar los límites. Los padres tienen que ir poco a poco haciendo entender al niño que sólo lo escucharán si se calma. Mientras el niño esté gritando y llorando no se dialogará con él.

4. Hablar a los ojos. 

La firmeza en estas situaciones es crucial. Hay que mirarle a los ojos y con firmeza intentar explicarle los motivos por los que no se debe actuar así.

5. Evitar a toda costa el contacto físico. 

El contacto físico o posible azote ante una rabieta debe ser evitado a toda costa.

6. Esperar a que el niño se tranquilice. 

La rabieta terminará en algún momento. Si no se puede solventar la situación por el diálogo hay que dejar al niño que se desahogue. Aunque siempre habrá que recordarle, durante el proceso, que esa actitud no es aceptada.

7. No hacer caso a la rabieta que busca llamar la atención

A menudo, las rabietas buscan únicamente llamar la atención. No hay que hacer caso de estas rabietas. Simplemente se lleva al niño a un lugar donde no tenga peligro y se espera a que se calme.

8. Evitar la recompensa por una rabieta. 

Es importante que el niño no perciba que la rabieta lleva acompañada una recompensa si se le pone fin. La rabieta tiene que terminar porque sí, no porque exista una recompensa.

9. No tengas miedo a las rabietas en público

No pasa nada. No tengas miedo a las rabietas en público y actúa de la misma manera. Mantén la misma firmeza y el mismo comportamiento que tendrías si la rabieta tuviera lugar en casa.

10. Las rabietas pasan

A medida que los niños crecen las rabietas desaparecen. Conforme crezca perderá el miedo y comenzará a no tener que actuar así para enfrentarse a sus propios retos.

Tags: ,

Add a Facebook Comment

Send Comment

%d a los bloggers les gusta: