Los Padres opinan

  • Síguenos

Papás del Mes de Abril – Marta y Marcos: “Son muchas las cosas que nos gustan de El Jardín de Natalia. La verdad que podríamos responderla con una pregunta: ¿y qué no nos gusta?. Por eso fue el centro por el que nos decidimos”

Date: abril 2, 2014 Author: Natalia Saez Categories: Los Padres opinan, Noticias de la Escuela, papás del mes 0

Papás del Mes de Abril

Marta y Marcos, los papás de Martina, son especiales para nosotros. Fueron los primeros papás que nos llamaron allá por el mes de Junio para conocer el proyecto, cuando aún no teníamos las instalaciones. Vieron un flyer nuestro en su coche. Nos llamaron y ahí empezó todo. Este mes son nuestros “Papás del Mes de Abril” y quieren compartir con vosotros su experiencia en nuestro cole, sus primeros días, cómo superaron el periodo de adaptación y, en definitiva, como han vivido estos meses en El Jardín de Natalia.

En septiembre Martina apenas tenía 9 meses. Aún no había empezado a andar. La primera vez que entró en la escuela sus padres se quedaron observando unos minutos tras la ventana y al verla entrar en el aula y ver como comenzaba a sonreír con otros niños se marcharon tranquilos.

“Nos fuimos muy contentos”, recuerdan Marta y Marcos. “Como padres primerizos siempre estamos con la duda de qué será lo mejor para nuestra hija y si las decisiones que tomamos serán o no acertadas, pero Martina se adaptó increíblemente bien a la escuela y eso fue sin duda lo que nos hizo este periodo mucho más fácil”.

Marta y Marcos reconstruyen aquel primer día con total precisión. “Recuerdo esa mañana que a cada rato nos preguntábamos si habíamos recibido alguna llamada de la escuela y eso que sólo se quedó dos horas”, cuenta Marta. “Cuando pasamos a recogerla, al vernos, comenzó a llorar pero es algo normal. Natalia nos dijo que ya podíamos probar a dejarla todo el día, que había estado muy contenta y se había portado genial. Ese fue el fin de nuestro periodo de adaptación”.

“Ni siquiera se vuelve para despedirse. Recibe a su seño con una sonrisa y bye bye mamá”

Y es que Martina entra feliz al cole cada día. “Ni siquiera se vuelve para despedirse. Recibe a su seño con una sonrisa y bye bye mamá”, relatan Marcos y Marta.

Para ellos que Martina comenzara su etapa educativa en una escuela infantil ha sido muy importante. “Se socializa con los demás niños y adquiere rutinas. Ahora son como esponjas y queremos darle todo lo que esté a nuestro alcance”, aseguran nuestros papás del mes. Y eso que Marta y Marcos no tienen problema para dejarla con algún familiar. “Tenemos unos abuelos que estarían dispuestos a quedarse con ella el tiempo necesario, pero teníamos claro que era importante que tuviera una experiencia educativa antes de iniciar el cole de mayores para que se adaptase a ese entorno lo antes posible”.Papás del Mes de Abril

Los papás de Martina aseguran que la infancia es una etapa de “disfrute, de experimentar y descubrir todas las cosas que les rodean, de juegos y también de aprendizaje, donde se deben adoptar unas rutinas, unas normas de convivencia y unos conocimientos”.

“Es un centro bonito, acogedor, el lugar donde todo niño quisiera estar”

Y, la verdad, les estamos muy agradecidos de que nos hayan escogido para que Martina viva esa etapa. “Es un centro que dispone de todo lo necesario para los peques, tanto para su cuidado diario como para hacer que esta etapa de la vida de los niños sea felicísima. Es un centro bonito, acogedor, el lugar donde todo niño quisiera estar. Una vez dentro es como estar en el país de nunca jamás”.

“Son muchas las cosas que nos gustan de El Jardín de Natalia. La verdad que podríamos responderla con una pregunta: ¿y qué no nos gusta?. Por eso fue el centro por el que nos decidimos”, añaden. “Cuenta con innumerable material didáctico que se adapta a cada necesidad de los niños en su desarrollo intelectual y motriz, cosa que para nosotros era muy importante porque Martina entraba siendo un bebé que no sabía andar y medio gatear y apenas sabía decir papá y mamá. Y ahora hay que oírla”, comentan Marta y Marcos.

“Nos gusta que tenga parque exterior, un horario adaptado a todas las necesidades y lo más importante, unas seños super cariñosas y trabajadoras. Martina está loca con su seño. Es decirle por las mañanas “vamos al cole con la seño María José y los niños” y se le ilumina la cara”, concluyen.

Además, los papás de Martina nos confiesan que están muy contentos porque ven en Martina “el fruto de la gran labor educativa que se está haciendo”. “Todas las semanas hay algo nuevo, una canción, una parte del cuerpo, un gesto, una palabra. El hecho de llevar una libre donde se anota todo lo realizado durante el día nos hace estar mucho más en conexión con el centro. Se preocupan por ellos, cada cosa que ven fuera de lo normal nos la hacen saber, si los dientes, si ha pasado un día triste, o un día más irritable, si tiene fiebre, si ha tosido mucho, poco o regular”.

Los papás de Martina, de hecho, recomiendan a otros padres indecisos que lleven a sus hijos a una escuela infantil. “No sólo es bueno para nuestros hijos, sino para nosotros”. Aunque reconocen que el centro debe reunir las exigencias y necesidades del niño y también de los padres. “Ese centro te tiene que dar la confianza de que tu hijo va a ser atendido como se merece y que ante cualquier problema están ahí para prestarte consejo y ayuda. Nosotros sí aconsejamos que lleven a sus hijos a una escuela infantil y si nos preguntan en particular, sin duda, recomendaríamos la nuestra”.

“La duda. Era un centro nuevo. No teníamos la experiencia ni el consejo de otros padres y, sí, teníamos dudas”

Y eso que al principio las dudas también existieron. “Somos padres primerizos, inexpertos. Todo son dudas”, confiesan. “Si el horario es flexible, si hay comedor, si podíamos llevar la comida, si la niña iba a tener una atención más de cuidado diario o más orientado a un desarrollo motriz/intelectual, si tiene proyecto educativo, su precio”, relatan Marcos y Marta.

“Pero encontramos la respuesta en un panfleto en el limpiaparabrisas de nuestro coche publicitando una nueva escuela infantil bilingüe con amplio horario, comedor, proyecto educativo, y en Puente Tocinos, al lado de nuestro trabajo. Todo pintaba muy bien. La duda. Era un centro nuevo. No teníamos la experiencia ni el consejo de otros padres y, sí, teníamos dudas”, recuerdan nuestros papás del mes.

Aunque estas dudas se disiparon en la reunión con nuestra Directora.

“Verdaderamente me transmitió una confianza, una sensibilidad, una ilusión y unas ganas por ese nuevo proyecto que empezaba para ella, que cuando llegué a casa le dije a Marcos: ya hemos encontrado la escuela para Martina”, explica Marta.

Además, valoran mucho que el centro sea bilingüe. “El saber inglés lo consideramos hoy en día como algo fundamental”, afirman. “Los niños son como esponjas. En Martina estamos viendo una evolución increíble. Estamos expectantes semana tras semana, por las novedades, porque no hay día que no nos sorprenda con algo nuevo. Es indescriptible que te despida con un bye bye, o que atienda con un “come here” o levante el dedito cuando le preguntas “How old are you?”.

Podéis leer la entrevista completa aquí.

Nota: Mil gracias Marcos y Marta por la confianza, por el cariño, por vuestras palabras, por escogernos, por acompañarnos en este proyecto, por compartir con nosotros la ilusión por este proyecto y, por supuesto, por hacerlo posible. 

Category: Product #: Regular price:$ (Sale ends ) Available from: Condition: Good ! Order now!

Tags: , ,

Add a Facebook Comment

Send Comment

%d a los bloggers les gusta: